viernes, 23 de mayo de 2014

EL CONCEPTO DE SALUD Y SU EVOLUCIÓN


EL CONCEPTO DE SALUD Y SU EVOLUCIÓN


Hoy en día está en boca de todo el mundo conocer estrategias para la preservación y el cuidado de la salud, esto visto desde la perspectiva de salud como una sensación de bienestar físico, psíquico, social y en relación con el medio ambiente; ¿es en realidad esta la única concepción que se tiene a cerca de tan importante concepto?, en este artículo se presentan las diferentes concepciones que se le han dado al termino salud y su evolución según el campo de acción en el cual se desarrolla.

Además de esto se evidenciará como la definición de salud varia, ya que como toda ciencia está sujeta al cambio y lo hace de acuerdo al tiempo, época, ubicación y comunidad.


1.    SALUD COMO OPOSICIÓN A LA ENFERMEDAD

Sabiendo ya que la salud y la enfermedad son algo totalmente opuesto, guardan en si una relación muy íntima que hace que estos conceptos se relacionen y entrelacen, creando una concepción en torno a la calidad de vida del ser mismo.

Ya teniendo claro que la enfermedad es aquella sensación en la que la persona no se halla cómoda o en óptimas condiciones para desempeñar con facilidad las tareas cotidianas, podemos determinar cuándo se está enfermo, por el contrario no hay algo que nos indique cuando estamos sanos, de ahí es que parte la primera concepción de salud “cuando no nos sentimos enfermos, gozamos de buena salud”.

Partiendo de la idea anterior podemos establecer que la salud es en si la esencia de la vida misma, siendo la normalidad o la cotidianidad con las  que se realizan las actividades peculiares; viéndolo de esta manera la enfermedad se puede medir por la intensidad de dolor o malestar que se sienta, por el contrario la salud es una condición propia de la vida que aunque no se pueda medir, la persona tiene la necesidad de poseer y cuidar, con el fin de no interrumpir el ritmo normal de la vida.


2.    LA SALUD COMO IDEAL DE BIENESTAR

Esta otra concepción de salud parte desde el punto en que la enfermedad, se puede preestablecer e identificar según la zona que este afectada y el agente que lo provoque, pero la salud no solo gira en torno a las disposiciones físicas, sino también, en el plano mental y psíquico de una persona, ya siendo no solo una sensación sino una aspiración, un objetivo un IDEAL.

En este plano la salud deja de ser objetiva y pasa a ser vista desde la subjetividad de cada persona, es decir desde su propia forma de pensar y del ideal que se imponga, creando de esta manera la individualización y la interiorización del termino de salud como algo meramente personal.

Dado que la persona es un ser único e irrepetible el concepto de salud también lo es, ya que dependiendo de la significación que cada persona le dé, haciendo de la salud algo variable y mutable, que no puede ser globalizada por que el sentir de una persona es diferente al de otra, independientemente se encuentren en el mismo núcleo social o ubicación demográfica.


3.    LA SALUD COMO EQUILIBRIO CON EL ENTORNO

La OMS ha establecido el concepto de salud y este se enmarca en las siguientes dimensiones del ser humano: la dimensión física, la psíquica o mental, la social y en relación con el medio ambiente, es a partir de esta última que se fija esta nueva concepción de salud.

La salud desde el punto de vista del entorno, se enmarca en función de que una persona se relaciona con las situaciones que a diario suceden a su alrededor, y la forma en que esta reacciona ante los cambios que se presenten siendo capaz de adaptarse y resistir a los agentes nocivos que se encuentran en el medio.

Las cosas que están alrededor están en continuo cambio, siendo en muchas ocasiones las personas quienes interceden para generar estas transformaciones, frente a las cuales el hombre debe diseñar un plan de acción que le permita sortearlas y de esta manera adaptarse a las variaciones, ahora bien, si se obstruyera este proceso de cambio, se puede llegar a caer en la enfermedad, creando en nuestros sistemas, una serie de inconsistencias que sumadas puedan llevar a la muerte.

La clave para entender este término es fijar que la salud es la capacidad para adaptarse y esta adaptación es un proceso diario y constante, ya que el entorno es dinámico y cambia esporádicamente haciendo posible la coexistencia de la enfermedad y la salud, donde el hombre dependiendo de sus acciones puede romper el equilibrio y verse seriamente afectado.


4.    LA SALUD COMO ESTILO DE VIDA 

Partiendo que el estilo de vida es la forma y el ritmo con el que se desarrollan las actividades diarias es decir la conducta que el hombre adopta y su manera de vivir, esta nueva concepción enfoca el significado de salud en torno al comportamiento del ser humano.

Desde el punto de vista comportamental del hombre, este es el responsable de su propia salud, puesto que esta, está relacionada con la rutina del hombre y las posibilidades de exponerlo a un contagio o la adquisición de una enfermedad.

En la cotidianidad del ser humano intervienen también las otras personas creando así la vida social y en esta instancia la salud comunitaria, donde cada uno de los integrantes de un grupo social es responsable de cuidar su salud y además de no hacer actividades que pongan en riesgo la salud de los demás.

Un estilo de vida saludable es aquel en el que se goza de un bienestar integral, es decir se siente bien físicamente, emocionalmente y en armonía con las demás personas y el contexto en el que vive.

Vivir la vida saludablemente implica reordenar y configurar nuestra manera de vivir, llevando una  alimentación balanceada, realizando actividad física, practicando actividades de recreación y esparcimiento,  tener unos buenos amigos y un trabajo cómodo seguro y estable, estas condiciones ayudan a preservar la salud.


5.    LA SALUD COMO DESARROLLO PERSONAL Y SOCIAL

En esta concepción de salud debemos hacer claridad en que el desarrollo personal y social se enmarca por cuatro pilares: La biología humana, el sistema sanitario, el medio ambiente y el estilo de vida.

La biología humana hace referencia a todo lo relacionado con la información genética del ser humano, que determina sus rasgos físicos y las afecciones que puedan transmitirse de generación en generación por medio de la herencia; Dado que todo ser humano nace con su información genética este puede estar desde un principio predispuesto a desarrollar una enfermedad, la tarea del ser humano es poner en practica estrategias y actividades que ayuden a minimizar los efectos que esta traiga.

El segundo pilar de esta concepción de salud es la asistencia sanitaria, este comprende todo el equipamiento, la infraestructura y los talentos humanos que la sociedad ha dispuesto para la atención de la persona, siendo los hospitales, las farmacias, las clínicas, los insumos médicos, el instrumental y equipamiento y las personas que velan por la preservación y el cuidado de la salud de la gente, como médicos, enfermeros, regentes de farmacia y demás profesionales del área de la salud.

El medio ambiente considera todas las influencias externas ya sean físicas o sociales que intervengan en el desarrollo de las personas, siendo el clima, el tráfico, el ambiente laboral, el ruido y demás factores que pueden influenciar en la perdida o preservación de la salud.

Y por último los estilos de vida que son las formas en que las personas ejercen su conducta, características propias de su manera de vivir, donde los hábitos y los vicios ejercen fuerzas importantes en cuanto a la salud, donde los hábitos que son actividades saludables como lo son realizar actividad física, tener una alimentación equilibrada, reír y salir con los amigos prolongan la salud, lo contrario a esto los vicios que no son más que acciones que atentan contra la salud y la integridad física y moral de la persona, conducen progresivamente a la muerte.


QUE ES SALUD PARA MÍ

Finalmente tras haber realizado este articulo he podido descubrir que no existe una concepción de salud que sea global, ya que la salud es un término que se crea desde la misma personalidad, y este varía de acuerdo a las necesidades de la comunidad, el contexto histórico social, y el entorno mismo que rodea al ser humano.

Para mi salud es un compendio de sensaciones e ideales que satisfacen y promueven el libre desarrollo del ser humano en su contexto, brindándole la capacidad de ejecutar acciones cotidianas y de crear hábitos que impulsen el crecimiento individual y social de la persona, además de ser capaz de adaptarse a las transformaciones que el mundo experimenta a diario, sacando de estas experiencias aprendizajes le ayuden a superarse y a enfrentar las dificultades que se le presenten



CONCLUSIONES

El concepto de salud cambia constantemente por lo cual es difícil crear un concepto fijo a cerca de esta área, ya que esta se determina según los factores intrínsecos y extrínsecos que intervengan.

La salud puede ser observada y evaluada desde diferentes puntos de vista lo que le hace ser multidisciplinaria y multifacética.

El estilo de vida que lleve el ser humano determina la calidad de su salud ya que su preservación y cuidado depende de sus actos y de su actividad cotidiana.

Los hábitos saludables son un factor favorable para mantener la calidad de vida facilitando el desempeño y el rendimiento en la rutina diaria.

Aspectos externos a la persona como lo son el clima, el tráfico, el ajetreo, los desarrollos tecnológicos, el ambiente laboral entre otros, ejercen fuertes influencias en la preservación de la salud.

Para los regentes de farmacia es muy importante el establecer y conocer las diferentes concepciones del concepto de salud ya que como protagonista del proceso de la educación para la salud debe guiar e indicar a la comunidad en torno al cuidado y la preservación de la salud.



BIBLIOGRAFÍA

HERNANDEZ Sánchez, Jacqueline. Educación para la salud. UIS. Bucaramanga Colombia. Pág. 27 a 55.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada