miércoles, 21 de mayo de 2014

Historia de la Educación para la Salud

HISTORIA DE LA EDUCACIÓN EN SALUD 

El término “educación para la salud” hasta la década de los años 60, se entendía como la acción de enseñar para prevenir y curar las enfermedades, se le llamó “educación sanitaria”. 

En 1962, en la época de la Alianza para el Progreso, se le asigna a la educación sanitaria un papel protagónico para ayudar a la convivencia entre los pueblos, especialmente para los países llamados subdesarrollados o del Tercer Mundo. Representaba el esfuerzo de la comunidad para adaptarse a nuevas situaciones en momentos caracterizados por el miedo y la angustia. Se intentaba realizar el cambio social de los pueblos con el mínimo de violencia y tensión. 

Los fracasos de los resultados fueron atribuidos a la no planificación y a su limitada difusión y acción; por ello en la séptima Reunión Internacional para la educación Sanitaria, se recomendó que las técnicas de educación estuvieran orientadas a modificar conductas del individuo, la familia y la comunidad y se daba especial énfasis a la comunicación de masas a a la educación escolar. 

El método de enseñanza- aprendizaje orientó sus contenidos al aprendizaje de prácticas para la utilización de los servicios de salud, entre ellos la planificación familiar y el control de las enfermedades de transmisión sexual (hoy ITS) y de las enfermedades infecciosas como la tuberculosis, la malaria, entre otros. 

En 1973 en la Octava Conferencia Internacional para educadores Sanitarios realizada en París, se le asignó por primera vez a la educación sanitaria un rol básico en el discurso sobre “la calidad especial de vida”, considerado de despegue hacia el desarrollo, independientemente de las condiciones económicas.   7

Los medios de comunicación entraron a jugar un papel importante, en el que los mensajes impartidos a toda la comunidad era la modalidad más utilizada. La metodología de instruir individuos para que paulatinamente se instruya la sociedad se acoge, y aunque la secuencia individuo-familia-comunidad se tomó como modelo, lo comunitario se concretiza en lo familiar, centrándose todos los esfuerzos en este nuevo eje: el núcleo familiar a través de la mujer y los hijos, especialmente los adolescentes. 

Como parte importante del método se señala que se trataba de impartir conocimientos, que la enseñanza estaba basada en la supuesta ignorancia de las gentes en materia de salud, necesitándose para esto de un educador adiestrado en dar charlas y usar material audiovisual sobre salud. 

Posterior a esto se impone la “propaganda sanitaria”, ya que se hacía el análisis que educar es asunto de convencer, se pensaba que había resistencia de la gente para comprar ideas sobre salud y quien servía era aquel capaz de vender ideas de salud. 

Más adelante se vio la necesidad de incorporar la investigación y evaluación en el proceso de educación en salud, fue la época del auge de las técnicas de educación, donde el concepto educativo que predomina es aquel que “educar es asunto de utilización adecuada de técnicas educativas”. El educador apropiado sería aquel adiestrado en técnicas de educación de grupo. 

El auge en aspectos de planificación de la salud y de la educación sanitaria en los años setenta, dio lugar a comprender que la educación es un proceso de cambios de conducta de interés para la salud Pública y que esta planificación se inicia teniendo en cuenta el diagnóstico de la situación de las necesidades educativas en Salud, de una población determinada. En este momento el indicado para ser educador, era aquel adiestrado en los ciclos de la conducta y en Salud Pública. 

Con la Declaración de Alma Atta de la meta mundial “Salud para todos en el año 2000”, la educación en salud se constituye en un componente esencial de la atención primaria, que conjuntamente con el componente de participación de la comunidad se proponen como claves para el cumplimiento de los principios de igualdad, equidad, universalidad y eficiencia para el logro del cumplimiento de la meta. Fue así como la OMS definió la educación para la salud, como “Proceso que desarrolla en el individuo la capacidad de pensar, comparar, seleccionar y utilizar información y técnicas en Salud, adecuadas a sus particularidades bio-socioeconómicas, estructurando en los individuos un máximo de conceptos y actitudes, capaces de llevarlos a la autodeterminación eficaz en Salud”. 

Este concepto orientó las acciones de educación en Salud en toda la época de los ochenta, favoreciendo la participación de diversos actores como educadores en salud, dándole especial connotación a la interdisciplinariedad e intersectorialidad y es así como aparecen los vigías de la salud del sector educativo, los agentes educativos en salud, los líderes comunitarios, entre otros; igualmente aparecen gama de profesionales (médicos, enfermeras, entre otros) haciendo actividades de educación en salud. 

En el año 1989 el día Mundial de la Salud se celebra con el lema “Hablemos de la Salud”. Se 
dimensiona el concepto de Salud y de la educación en salud con énfasis en la comunicación 
social, imprimiéndole un carácter de desarrollo social y humano, que va mucho más allá de la 
prevención y el control de las enfermedades. 

En Colombia, en 1992 se celebró la Conferencia Internacional de Promoción de la Salud, en la  8 cual la educación se considera como una estrategia básica de la promoción, conjuntamente con la comunicación, concertación y participación ciudadana, fundamentación aún vigente, acompañada por la normativa en Salud Pública (Decreto 3518 de 2006), la Ley 100 de 1993 y Ley 1122 de 2007, entre otras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario